jueves, 6 de julio de 2017

Anécdota de una chica muy bonita que conocí







No quería que el título sonara a que iba a contarles una experiencia de superación personal, porque eso no vende y no abarca todo lo que quiero contarles. Prometo no extenderme mucho, ya saben que escribo simple y directo.

Cuando estaba en la universidad, recién en primer semestre, no conocía a ninguna persona de mi salón de clases. La universidad quedaba muy lejos de casa así que todo era nuevo.

Sentada en la primera fila, veía llegar a mis compañeros y a los 5 minutos antes de comenzar la clase, casi todos los asientos estaban ocupados y de repente, entra al salón una de las chicas que a la fecha, considero de las más hermosas que yo haya conocido.

Cabello color caramelo y largo, tez clara, alta, delgada y con una sonrisa muy amigable. Yo me quedé con la boca abierta todo el rato hasta que encontró asiento atrás. Nota: TODOS, los chicos la voltearon a ver, en cuanto entró. Es más, creo que todo el salón.

Pero tenía un defecto, uno que padecen muchas chicas bonitas: Tenía un novio que la trataba mal, muy mal. MUY, mal.



Eran la típica pareja que comenzó en la secu/prepa, ella se puso bonita y el... no (porque en la secu/prepa te haces noviesilla o noviesillo de lo que sea a veces) y como que su inseguridad y sus celos lo tenían frustrado todo el tiempo y la trataba muy mal.

- Llamadas a todas horas.
- No salía si no era con él.
- Nunca salió con sus amigas porque pues.. no. ¿Por qué? Que lo espere y él la lleva a su casa.
- Gritos en el pasillo de la universidad.

No recuerdo que ella en esos primeros semestres de la universidad, se divirtiera de verdad. Yo no era su íntima amiga pero en un salón de 30 personas, es fácil hablar con todos.

Ella no sabía que era bonita, aunque era muy elogiada, constantemente por otras chicas, y por mí. Se maquillaba muy naturalito y se veía muy tierna y siempre se lo decía, pero un día dejó de maquillarse. Otro día dejó de usar blusas de marga corta. OTRO DÍA LLEGÓ CON EL CABELLO CORTO. Todo porque su novio se lo pedía.

Un día yo le pregunté: ¿Por qué le haces caso a todo lo que te dice? Y me dijo: Es que no quiero problemas. Otra chica que escuchó lo que ella me respondió le dijo en voz alta casi para que todo el salón escuchara: 

¿Sabes como te puedes ahorrar todos los futuros problemas que él te pueda ocasionar? DEJANDOLO. Es deprimente verte tan demacrada y triste por culpa de un pendejo..... -Silencio en el aula-.



Seguro piensan: "Pues es que esta chava no tiene autoestima, no se quiere, 'che vieja ridícula ya que lo deje, osea, amor propio ante todo, etc".

Lo que pasa es que cuando pasas tanto tiempo al lado del maltrato, crees que es normal, que es la norma y que esa es tu paz. ¿Cuantas señoras no conoces que son maltratadas pero no denuncian al señor, y si llega a la cárcel, ella lo saca? UN MONTÓN.

A mitad de la carrera, volví a tocar con ella en el mismo salón de clases. No era una norma seguir con los mismos compañeros, era algo aleatorio, pero me puso muy contenta volver a verla. No es que la Facultad sea muy grande pero es que uno se la pasa dentro del aula.

Cuando la vi entrar al salón de clases, llevaba el cabello larguisimo, aún de color caramelo, con una blusa azul super bonita y zapatos, jeans. Sonriendome. Había dejado a ese chavo, luego de MUCHAS, tardes en terapia con una especialista en tanatología y con su mejor amiga, la chica que arriba les conté que llamó pendejo a su novio. (Luego de eso, se hicieron inseparables, adorable).



Por suerte, los últimos semestres estuve con ella cada vez, y pude ver de primera mano como, un chico IDEAL, la encontró, la trata hasta la fecha como una princesa. Ves al chavo y es como su versión femenina, es BELLISIMO, alto, delgado, un idol del kpop, cabello negro abundante, sonrisa de galán, así. Divino. Y ambos, en la universidad eran como una pareja de celebridades, era algo para ver y admirar. 

Ellos, ahora están esperando una niña, luego de viajar por el mundo y de una enorme boda hermosa. 

Vas a tener tu final feliz, así como ella, quizás la estés pasando mal, pero pide ayuda, pide consejo, busca en internet.

Escríbeme a katerine.deleon@gmail.com con el asunto "Love me the same", si me quieres contar algo y que escriba sobre eso aquí.

Todo va a estar bien. 


2 comentarios:

  1. ¡Hola! Mira que puede ser que algunas no sepan cómo enfrentar la situación como esta muchacha, pero doy fe de que hay mujeres masoquistas. Tengo una amiga que siempre estuvo metida con tipos así. Recuerdo que una vez la invité a que fueramos a tomar un café y el colmo de los colmos fue que llamó al novio para pedirle permiso para ir conmigo. No importaba cuánto le dijera que eso no era normal, pero ella estaba a gusto así. Como que lo dejó y se metió con uno que era mucho más controlador que ese. Y fue un círculo vicioso. El penúltimo de sus novios, era un chico super amoroso y amable, pero no ejercía estos controles sobre ella, por el contrario, le daba la libertad que toda persona normal debe tener. Y lo dejó porque decía 'que no se preocupaba por ella'. Y bueno, a quién le guste estar así, a gusto.

    Yo no permitiría una cosa así. Recuerdo que una vez salí de casa y mi pareja me dijo que no le avisé ni le dije a donde iba. Yo fui muy clara 'si mis padres no me piden explicaciones ni me limitan, mucho menos mi pareja'. Nunca más un problema XD pero hubo que ponerle los puntos y las comas desde antes o si no, quién sabe. Sé que hay personas que no tienen esta fuerza de caracter y necesitan que alguien les de un empujón, pero simplemente, hay otras que lo disfrutan y ya con eso, nada se puede hacer.

    Te cuento algo que vi en el diario. Un hombre le estaba dando una paliza a su mujer que estaba con un niño en brazos en plena calle. Un policía intervino, no logró separarlos por las buenas, así que le dio un golpe al tipo ¿sabes qué hizo la mujer? Denunció al policía porque había golpeado a su esposo, cuando el policía lo único que hizo fue ayudarla a ella y al bebé ¡imagínate si le pasaba algo a la criatura! Pero ella ni preocupada. Son modos de vida, no serán sanos, pero hay gente masoquista, de eso no me quedan dudas.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que de verdad, hay chicas que esa es su realidad y no conocen otra, y por lo tanto no saben reconocer, que cuando alguien sano se les acerca para bien, eso es lo normal, lo más sano.

      Así como a tí, a mi nadie me dice que hacer y menos mi pareja, si le digo mis cosas es por platicar pero no para pedirle permiso, seguramente.

      Una amiga jamás ha salido con nosotras sin que esté su novio ahí, es de verdad una molestia. Pero no la sacas de ahí, solo esperemos que no le vaya a hacer daño.

      Un saludo corazón, gracias por comentar ♥

      Eliminar